sábado, 19 de febrero de 2011

EL MISTERIO DE LA TRANSFIGURACIÓN

En el Evangelio del hoy, el 6º sábado del tiempo ordinario, San Marcos nos describe el Misterio de la Transfiguración del Señor.
Tras leerlo y en el afán de aprender las lecciones que Jesús nos ofrece a través del Evangelio, solo cabe llegar a la misma conclusión que llegó Pedro: “¡Qué bien estamos en el Señor!!!.
En este video se escenifica muy bien este pasaje:
En aquel tiempo, Jesús toma consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos, y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, tanto que ningún batanero en la tierra sería capaz de blanquearlos de ese modo. Se les aparecieron Elías y Moisés, y conversaban con Jesús. 


Toma la palabra Pedro y dice a Jesús: «Rabbí, bueno es estarnos aquí. Vamos a hacer tres tiendas, una para Ti, otra para Moisés y otra para Elías»; pues no sabía qué responder ya que estaban atemorizados. Entonces se formó una nube que les cubrió con su sombra, y vino una voz desde la nube: «Este es mi Hijo amado, escuchadle». Y de pronto, mirando en derredor, ya no vieron a nadie más que a Jesús solo con ellos. 

Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos observaron esta recomendación, discutiendo entre sí qué era eso de "resucitar de entre los muertos". 

Y le preguntaban: «¿Por qué dicen los escribas que Elías debe venir primero?». Él les contestó: «Elías vendrá primero y restablecerá todo; mas, ¿cómo está escrito del Hijo del hombre que sufrirá mucho y que será despreciado? Pues bien, yo os digo: Elías ha venido ya y han hecho con él cuanto han querido, según estaba escrito de él».


2 comentarios:

  1. Una pregunta no era Pedro , Jacobo y Juan?

    ResponderEliminar
  2. Jacobo, Yago, Jaime, Santiago y Diego son variantes en español del nombre propio Ya'akov (en hebreo יַעֲקֹב), que significa "sostenido por el talón" y fue el nombre del patriarca que después se llamó Israel. El nombre de este patriarca fue traído al castellano como Jacob.

    Jacobo
    Jacobo es la forma más cercana al original hebreo, Ya'akov pasó al latín como Iacobus y de aquí a la forma castellana.
    De aquí viene la denominación de año jacobeo.

    Santiago
    Es la forma más popular de este nombre de raíz cristiana, en honor a uno de los apóstoles de Cristo, Ya'koov hijo de Zebedo, conocido como Santiago el Mayor. En latín se le conoce como Sanctus Iacobus que fue evolucionando a Yaco y Yague hasta Sant Yago otra variante del nombre. Al ser el grito de batalla de los cristianos durante la Reconquista se popularizó como una sola palabra y no dos, pasando a ser un nombre por derecho propio.

    ResponderEliminar